sábado, 15 de febrero de 2014

Enrique Vila-Matas - Historia abreviada de la literatura portátil








Finalmente, en la luz clara de un cuarto sevillano, está consultando las últimas páginas de un volumen que mantiene abierto sobre la mesa con la mano izquierda, y es como si mirara al borde inferior izquierdo de la fotografía; se le ve, sorprendentemente, mucho más joven que tres años antes y da la impresión de que ha alcanzado ya su meta de llegar a ser un competente lector de planos de calles imaginarias por las que puede irse felizmente a la deriva; es como si su mirada vagara ya errante por las últimas páginas de ese volumen, donde podría haber encontrado el mapa de su vida: un laberinto en el que cada relación con un conjunto shandy figuraría como una entrada en la maraña de la ciudad invisible de los portátiles: un espacio donde perderse requeriría práctica, pues el arte del vagabundeo por las calles de la imaginación revela la verdadera naturaleza de la historia de la ciudad moderna y nos conduce las puertas de ese edificio singular, donde vive el último shandy.